dijous, 25 d’octubre de 2012

Enfront de la censura en els centres, més cartells per l'escola pública!!


Sabem de circulars de la Conselleria als Col·legis perquè es lleven cartells i pancartes al·lusives a les retallades en els centres educatius. Sabem d'advertiments i sabem de pors.
Però també sabem que no es pot posar parets al mar, i que defensem l'alegria i la denúncia.

En el barri de la Malva-rosa apareixen pintades en els col·legis i institut contra la censura i per l'escola pública.



En el CEIP Cavite
En el IES Isabel de Villena


En el CEIP Blasco Ibañez


En el CEIP Malva-rosa

També tenim imatges de cartells en centres educatius de L'Horta Sud. I si revises aquest blog o els col·legis del teu barri podràs veure que la llibertat d'expressió no la podran parar.

La entrada a un IES de L'Horta Sud


Cartells dels alumnes
Eduardo Galeano - Hablan las paredes


Según el diccionario de la Real Academia Española, las frases que manos anónimas escriben en las paredes de las ciudades se llaman grafitos y "son de carácter popular y ocasional, sin trascendencia". 
Alguna trascendencia les reconoció, en cambio, Rudolph Giuliani. En años recientes, cuando el alcalde emprendió su cruzada contra el hampa en Nueva York, condenó a los peligrosos autores de palabras y dibujitos, porque "ensuciando las paredes revelan una conducta protocriminal". En cambio, se supone, revelan una irreprochable conducta las empresas que cubren las ciudades con anuncios de publicidad descaradamente mentirosos. 
Las paredes, me parece, opinan otra cosa. Ellas no siempre se sienten violadas por las manos que las escriben o las dibujan. En muchos casos, están agradecidas. Gracias a esos mensajes, ellas hablan y se divierten. Bostezan de aburrimiento las ciudades intactas, que no han sido garabateadas por nadie en los poquitos espacios no usurpados por las ofertas comerciales.
Somos muchos los lectores al paso. Y diga lo que diga la respetable Academia, somos muchos los que cada día comprobamos que las anónimas inscripciones trascienden a sus autores. Alguien, quién sabe quién, desahoga su bronca personal, o trasmite alguna idea que le ha visitado la cabeza, o se saca las ganas de tomarse el pelo o tomar el pelo a los demás: a veces ese alguien está siendo mano de muchos. A veces ese alguien está oficiando de intérpretes de los sentires colectivos, aunque no lo sepa ni lo quiera. 
Aquí va una breve recopilación, dividida por temas, de algunas frases que he leído últimamente en diversas ciudades: en las paredes, que vienen a ser algo así como las imprentas más democráticas de todas.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada